fbpx
Demasiadas personas siguen apostando a diario por endulzarse la vida con azúcar. Un elemento que está presente en un gran número de alimentos que consumimos a diario, sin que tengamos constancia de ello. El lobby del azúcar ejerce presiones en las cámaras legislativas nacionales y supranacionales de todo el mundo, así como en organismos sanitarios oficiales, por lo que legislar en contra de la inclusión del azúcar en la mayoría de artículos de nuestra cesta de la compra es, por lo general, algo tremendamente complejo, por no decir imposible.
Sin embargo, desde Apícola Costa Azahar queremos que seas un consumidor informado y que tomes tus decisiones en tus compras con todo el conocimiento posible. Por ello, te dejamos las razones por las que no debes seguir añadiendo a tu dieta ese azúcar extra en tus infusiones y postres y por las que debes evitar productos que provoquen que vivas en un exceso continuado de glucosa en sangre. A cambio, te ofrecemos contrapuestos los beneficios de la miel cruda, porque renunciar al azúcar no quiere decir que renuncies a endulzarte la vida.
1. El azúcar mantiene alta tu tensión y la miel te permite controlar tu azúcar
Un exceso continuado de glucosa en sangre puede conducir a un aumento de la presión arterial, pudiendo llegar a ser este proceso crónico y que acabara resintiéndose tu sistema cardiaco.
En cambio, numerosos estudios demuestran que la tolerancia del cuerpo a la miel es mejor que su reacción a la sacarosa y la glucosa, por lo que está especialmente indicado para pacientes con diabetes leve y de tipo 1. La miel promueve el control de tu azúcar.
2. El azúcar hace que aumentes de peso por sus calorías y el miel te da energía sin muchas calorías
Dentro de los efectos negativos del azúcar en el cuerpo y en el cerebro está en la ingesta de calorías que supone el consumo de azúcar. Dos o tres cucharadas soperas de azúcar procesado equivale a la cantidad de calorías que deberíamos ingerir a lo largo del día.
En cambio, la miel cruda proporciona energía a tu cuerpo y a tu mente, lo que puede aumentar la resistencia y reducir la fatiga muscular, sin necesidad de aumentar la carga calórica de tu alimentación. La miel es una fuente de energía natural más baja en calorías que el azúcar procesado.
3. El azúcar aumenta tu colesterol malo y la miel cruda lo reduce
La ciencia demuestra, a través de experimentos con individuos sanos y con algunos que sufren de colesterol alto, que la miel cruda es el edulcorante más saludable. La miel cruda disminuye el colesterol total en un 8% y el colesterol LDL o colesterol malo en un 11%.
Sin embargo, el azúcar procesado, en alimentos o por sí solo, contribuye a que tu colesterol alto aumente hasta un límite que ni imaginarías, además conducir a un aumento de las reservas en forma de grasas, que pueden conducir a alteraciones metabólicas.
4. El azúcar procesado fastidia tus dientes y la miel cruda cura los dolores de muelas
El exceso de azúcar procesado da a lugar al desarrollo de caries y otros problemas bucodentales, al sobrealimentar la flora bacteriana de nuestra dentadura, haciendo que prolifere por encima de lo normal.
En cambio, algunos estudiosos señalan que la miel cruda cura el dolor de muelas. Para ello, hace falta fabricar una pasta con miel y canela que, posteriormente, ha de aplicarse al diente afectado.
5. El azúcar procesado es una droga tratada mientras que la miel cruda es natural e inocua
A más azúcar consumimos, más necesitamos. El azúcar procesado altera los niveles de neurotransmisores como la dopamina, al igual que sucede con otras drogas ilegales, como la cocaína. La dopamina, sustancia química relacionada con la recompensa, produce placer después del consumo.
En cambio, la miel es un elemento natural e inocuo, en lo referente a las adicciones. En realidad, sí tiene efectos, pero beneficiosos y saludables para el ser humano. Entre ellos, contiene un espectro completo de vitaminas y minerales, promueve la actividad de las enzimas saludables, apoya las bifidobacterias que están presentes en el tracto gastrointestinal y que son esenciales para la digestión eficiente y ayuda a fortalecer el sistema inmune, entre otras muchas cosas.